Un año sin ti, tigre

César Farías y Lino Alonso

Tigre: ¡Qué falta nos has hecho, qué falta me has hecho!

Hace un año ya que te fuiste, y por vueltas del destino he regresado a La Paz; el lugar donde te vi partir.

Mi compañero de mil y un batallas futbolísticas
Mi compañero de mil y un batallas futbolísticas

Maestro Lino, no hace falta un aniversario para recordarte. A las personas como tú, diferentes, únicas, se les piensa siempre, y yo el primero. Fui un afortunado de contar con tu guía, lo supe siempre y lo valoré siempre. Nunca pensé en el día en que no estuvieras, pero ese momento llegó así tan repentinamente.

Son muchas las veces en que pienso: “Lino habría dicho o seguro Lino habría hecho”. Me gustaría poder escucharte decir: “César”, con tu característica voz y tu particular acento, como un preámbulo para algunas de esas lecciones que siempre dejabas o retos que planteabas.

Tu sencillez ante todo
Tu sencillez ante todo

Muchas cosas aprendí de ti, y una de las que más valoro hoy es recordarte como una persona llena de sueños y desprendido de todo para poder alcanzarlos. Tu sencillez para todo, es lo que hacía importante todo.

La pausa, la calma, tener una mirada que llegara más lejos en el horizonte. Es parte del legado de tu forma de ser que atesoro. Al igual que yo, hoy deben recordarte muchas personas, en muchas partes del mundo; porque las personas singulares como tú dejan amigos en todos los lugares y huellas en el corazón.

Tener una mirada que llegara más lejos en el horizonte
Tener una mirada que llegara más lejos en el horizonte

Particularmente en los momentos de mayor desafío tu recuerdo emerge y la memoria de tu sentido del humor, y esa forma particular que tenías de cambiar las perspectivas de las cosas.

Hace un año que te vi partir, pero ha sido un año de tenerte presente. De confirmar mi compromiso por mantener vivos tus sueños, de llegar a donde no se ha llegado, de conquistar lo que no se ha conquistado. Y de ser siempre diferente.

Hace un año, te escribí: “voy a seguir insistiendo Don Lino, contra lo que me toque batallar; sé que va a ser difícil sin ti”. Es el mejor testimonio que puedo dejar de tu ejemplo: persistir e insistir y nunca desistir.

Hasta pronto, profe
Hasta pronto, profe

 

¡Gracias Tigre!

César Farías

La Paz, 9 de abril de 2018

 

Jefes del Juego gold logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *